El Cinematógrafo o cómo nació el Cine

 

La primera función de cine en la Historia de la humanidad tuvo lugar en Francia el 28 de diciembre de 1895. Fue gracias al aparato que los hermanos Lumiere construyeron: el cinematógrafo.

A continuación les dejaré el segundo capítulo de Historia(s) del Cine, donde podrán encontrar todos los detalles acerca de tal acontecimiento. Desde los primeros intentos por proyectar imágenes hasta los pormenores de la función mencionada.

Te puede interesar: La imagen cinematográfica según Tarkovski

Sin embargo, antes de comenzar me gustaría añadir un elemento al relato del episodio que verán. En la fecha señalada, el cinematógrafo hizo su primera aparición en público; no obstante, en ocasiones anteriores, los hermanos Lumiere habían realizado proyecciones privadas con el fin de probar el aparato y, por supuesto, presumírselo a sus amigos y conocidos.

En una de estas funciones, que tuvieron lugar meses antes de la develación pública del cinematógrafo, se dio cita una de las personalidades más influyentes del séptimo arte: Alice Guy Blaché.

¿Quién es ella? Inició su camino en el medio audiovisual como empleada de Gaumont, la primera casa productora en la Historia del cine. Así fue como logró colarse en la función privada del prodigioso aparato de los Lumiere. Una vez que el evento concluyó, Alice Guy quedó maravillada con la proyección; entonces decidió convertirse en realizadora cinematográfica.

Tan sólo un año después de que el cinematógrafo fuera presentado ante la sociedad, Alice Guy realizó su primer cortometraje: La Feé Aux Choux. Esto quiere decir que Guy Blaché fue la primera directora en la Historia del séptimo arte.

Además, esta mujer sentó las bases para el cine narrativo de ficción que hoy conocemos. Cuando nació el cine, se vivió una época de experimentación y práctica de distintas técnicas que sirvió para proyectar las primeras imágenes en movimiento. Alice Guy Blaché logró captar el potencial del cinematógrafo como plataforma para contar historias; así que decidió comenzar a escribir relatos pensados específicamente para ser llevados a la pantalla.

Fue pionera en la dirección y en la escritura de relatos cinematográficos –que después se convirtieron en libretos, claro–. Entonces, bien podría pensarse que el cine no nació el 28 de septiembre de 1895, sino meses antes. Prácticamente, surgió a partir de un montón de coincidencias: los hermanos Lumiere, los héroes anónimos que los inspiraron, el cinematógrafo y, por supuesto, el gran acierto de la vida, que llevó a Alice Guy Blaché a presenciar aquella función privada que derivó en el cine narrativo como hoy lo conocemos.

¡Hasta aquí mi reporte, les dejo el capítulo prometido! No olviden suscribirse al canal y activar la campanita.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

Privacy Preference Center

WhatsApp Chat OnLine