Consejos de edición, por Yibran Asuad

 

En el cine, la Edición es el último paso para llevar a buen puerto la conclusión de una película. Ya los procesos de distribución, exhibición, etc., son asunto aparte. Pero en el caso específico de la creación de un filme, esta disciplina puede considerarse como la última fase para filtrar, dictaminar, elegir, desechar, montar, etc., todas las imágenes que compondrán el producto final.

Te puede interesar: El Cinematógrafo o cómo nació el Cine

Uno de los editores mexicanos de mayor relevancia en el ámbito cinematográfico es Yibran Asuad. Él estuvo detrás del montaje de cintas como Güeros (2014), de Alonso Ruizpalacios; Museo (2017), del mismo director; y Bayoneta (2018), de Kizza Terrazas; entre otras.

Así que fuimos a buscarlo para que nos diera algunos consejos para aquellas personas que quieren dedicarse de lleno a la Edición. Nos habló de los procesos de edición y de cómo enfrentarse a éstos y nos dejó una recomendación bibliográfica de enorme utilidad.

Aquí lo que nos dijo:

 

F: Yibrán, ¿cómo definirías a la Edición?

Y: La edición es el lugar más rico del cine. Es un lugar donde se reflexiona mucho sobre el material, sobre la historia, sobre lo que se quiere decir, sobre el valor de lo que se está diciendo.

 

F: ¿Qué consejo le darías a quien busca dedicarse a esta disciplina?

Y: Hay que ver mucho cine. Más que cualquier idea académica, el mejor instrumento de formación es ver y ver y ver películas; y verlas una y otra vez. Esto te ayuda a poder deconstruirlas en la cabeza; a entender por qué una secuencia se filmó de tal manera o está montada de alguna forma en particular.

La primera vez que uno ve una cinta, se deja llevar por la historia. Si uno la vuelve a observar, ya con la idea de analizarla, se puede captar el entramado que hay detrás, se puede reflexionar acerca de lo que se necesitó para filmar una escena y por qué ésta funcionó y fue elegida para el montaje. Cuando uno está revisando y viendo cosas una y otra vez comienza a tener revelaciones acerca del propio contenido y de la estructura del mismo.

F: ¿Qué caracterista debe tener un editor para llevar a cabo su labor?

Y: El gran papel del editor es tener la mente siempre abierta. A veces se piensa que la edición es como armar un rompecabezas, pero esto no es verdad. En un rompecabezas cada pieza tiene su lugar y si no se coloca allí el rompecabezas no puede ser completado. Y en el cine es diferente: aunque cada pieza se filmó para, teóricamente, pertenecer a un lugar, lo más seguro es que ese lugar cambie de acuerdo a las exigencias de la historia. Hay que estar siempre abierto y sin miedo a mover las piezas, a probar con las posibilidades para elegir la mejor opción.

 

F: ¿Nos recomiendas algún libro para entrarle a la edición?

Y: Un libro fundamental para alguien que quiere editar o dirigir es In the Blink of an Eye, de Walter Murch, que fue el editor de muchas de las películas de Francis Ford Coppola, entre ellas Apocalypse Now. Es un texto pequeñito en donde habla de su propia forma de trabajo. El libro toma el título de la idea de que cada vez que parpadeamos hacemos un corte, concluimos una idea y entonces puede empezar otra. Es una analogía entre la edición y el ojo humano. Es un libro que se puede conseguir fácilmente, incluso debe andar en PDF por internet.

 

F: Para terminar, háblanos de tu última película: Todas las Pecas del Mundo.

Y: Se estrena este viernes 27 de septiembre. Tuve la oportunidad de dirigirla y editarla. Tenía muchas ganas de hacer una película que fuera atractiva tanto para el público masivo como para el nicho festivalero. Estoy convencido de que una cosa no está peleada con otra.

Junto con un gran equipo hicimos esta apuesta por crear este pequeño Frankenstein con partes de entretenimiento clásico y elementos de cine de festival.

Además, intentamos hacer que la cinta tuviera varias capas de lectura para que abarcara a un público amplio. Es la historia de un chico que llega a una nueva secundaria y pugna por volverse atractivo o adaptarse al nuevo círculo al que se incorpora. Es una película muy divertida con una buena carga de nostalgia. ¡Espero que les agrade!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

Privacy Preference Center

WhatsApp Chat OnLine